Deetken Impact

Innova la forma de invertir

Deetken Impact

Innova la forma de invertir

Regional / Inversor

Fundacion Espoir.jpg

Deetken Impact una gestora y administradora de fondos de inversión de impacto con base en Canadá, ha focalizado sus inversiones en América Latina y el Caribe para atender iniciativas que busquen resolver problemas sociales y ambientales. En la actualidad administra recursos por USD 150 M en cinco fondos y ha realizado 49 inversiones en 14 países de la región. A lo largo de los años, Deetken Impact ha desarrollado experiencia en inversiones con perspectiva de género y financiamiento basado en ingresos.

Captura de Pantalla 2022-10-03 a la(s) 6.29.30 p. m..png
 

Descripción general

Las perspectivas de crecimiento económico en América Latina y el Caribe para 2022 muestran una marcada desaceleración en el ritmo de expansión en comparación con lo presentado en 20211. A la pronunciada tendencia mundial de desaceleración –a propósito de la contracción económica por la pandemia del Covid-19–, se suma el aumento de la inflación, la deuda y la desigualdad de ingresos, escenario percibido por el Banco Mundial como una amenaza a la recuperación de las economías emergentes y en desarrollo de la región2.

 

Aspectos como la recuperación de los puestos de trabajo postpandemia siguen siendo altamente inequitativos, en tanto las tasas de desempleo en las mujeres se mantienen en niveles mayores a las de los hombres. Las mujeres trabajadoras, como resultado de la pandemia, tienen un 44 % más de probabilidades de perder su empleo y el doble de posibilidades de abandonar la búsqueda de empleo en comparación con lo enfrentado por los hombres.

 

Uno de los principales motores de la recuperación económica en la región son las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), sin embargo, su déficit de financiación es tres veces superior al volumen actual de recursos disponibles3. El capital privado puede jugar un rol relevante en incentivar su crecimiento en la región. Sin embargo, los enfoques de inversión tradicionales resultan inadecuados para satisfacer las necesidades y características de un contexto que demanda innovación y flexibilidad para apoyar el crecimiento, sin perder de vista los objetivos de impacto.

Deetken Impact ha sobresalido como una de las empresas de inversión de impacto que ha focalizado sus decisiones de inversión en Latinoamérica y el Caribe, reconociendo la importancia del acceso al capital como un instrumento para capturar y nutrir el crecimiento económico4. Constituida en Canadá, Deetken Impact ha enfocado sus inversiones en negocios y empresas con impacto que promuevan el espíritu empresarial, brinden o mejoren el acceso a servicios básicos, especialmente en población vulnerable o marginada, y tengan un impacto ambiental positivo. Esta gestora de fondos ha pretendido explorar oportunidades para el crecimiento en diversos sectores que impactan de manera significativa a las comunidades de la región, como por ejemplo la inclusión financiera englobando microfinanzas y el missing middle –pequeñas y medianas empresas de impacto con necesidades de financiamiento insatisfechas–, empoderamiento de la mujer a través del espíritu empresarial, energía renovable, vivienda asequible, educación, servicios de salud, producción y consumo sostenible, y economía circular.

Las decisiones de inversión de Deetken Impact se guían por un horizonte de largo plazo, con perspectiva global y un compromiso con la ética en las prácticas comerciales, maximizando los rendimientos para los inversores y generando un impacto positivo en las comunidades en que se invierten. Esto ha sido posible gracias a la definición de seis objetivos de inversión que rigen el funcionamiento de la organización:

Captura de Pantalla 2022-10-18 a la(s) 9.44.58 p. m..png
Captura de Pantalla 2022-10-18 a la(s) 9.44.58 p. m..png
Captura de Pantalla 2022-10-18 a la(s) 9.44.58 p. m..png
Captura de Pantalla 2022-10-18 a la(s) 9.44.58 p. m..png
Captura de Pantalla 2022-10-18 a la(s) 9.44.58 p. m..png
Captura de Pantalla 2022-10-18 a la(s) 9.45.20 p. m..png

Generar valor excepcional a largo plazo para los inversores.

Obtener rendimientos atractivos ajustados al riesgo e invirtiendo en un portafolio diversificado en la región.

Generar impacto social y ambiental significativo y medible mediante la inversión en proyectos en cada una de los sectores priorizados.

Aplicar una perspectiva de género en el proceso de inversión para evaluar y avanzar en prácticas que permitan alcanzar la igualdad de género en la región y promover la diversidad dentro del propio equipo.

Ofrecer una plataforma de instrumentos de financiamiento que ofrezca tanto la variedad como la flexibilidad para atender las necesidades diversas y no satisfechas de financiamiento en una variedad de negocios, buscando un crecimiento sostenible sin arriesgar objetivos de impacto. 

Brindar apoyo no financiero personalizado.

Hasta mayo de 2022, Deetken Impact contaba con 49 inversiones completadas en 14 países de la región, como resultado de la administración de cinco fondos.

Captura de Pantalla 2022-10-03 a la(s) 6.31.13 p. m..png

"Las oportunidades [de inversión] que hemos identificado en América Latina tienen [tanto] un

impacto más significativo, especialmente en términos de equidad de género y sostenibilidad

medioambiental, [como] mejores retornos financieros que las que pueden encontrarse en

otros mercados."

Alexa Blain

Managing Partner, Deetken Impact.

 

Por otra parte, Deetken Impact también se ha preocupado por avanzar en la consolidación de un ecosistema de inversión en la región que contribuya a la equidad de género. La organización reconoce que promover la igualdad de género es fundamental para lograr cada uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y acelerar el progreso social y ambiental, ya que las mujeres son impulsoras clave de la prosperidad.

Reconoce también que la diversidad y la inclusión impulsan un mejor desempeño empresarial, incluida una mejor rentabilidad, más innovación, mayor satisfacción y retención de empleados y mayores retornos para los inversores. Por ello, consideran que la inversión con enfoque de género no solo favorece la consolidación de un cambio sistémico necesario para el desarrollo sostenible y la reducción de la pobreza, sino también mejora la inversión y el rendimiento empresarial. Con este propósito, en alianza con Pro Mujer5, Deetken Impact lanzó el primero fondo con enfoque de género en América Latina y el Caribe, el Fondo de Empoderamiento de Mujeres de Ilu (Fondo Ilu)6.

1 CEPAL, 2022. América Latina y el Caribe desacelerará su crecimiento a 2,1 % en 2022 en medio de importantes asimetrías entre países desarrollados y emergentes. Disponible aquí.

2 Banco Mundial, 2022. El crecimiento mundial se desacelerará hasta el 2023, lo que contribuirá al riesgo de un “aterrizaje brusco” en las economías en desarrollo. Disponible aquí.

SME Finance Forum (2022). Finance gap in Latin America and the Caribbean. Disponible aquí.

4 Deetken Impact, s.f. About. Disponible aquí.

5 Pro Mujer (PMI) es una organización que presta servicios para la inclusión productiva de las mujeres en América Latina, especialmente a través de microcréditos y de la ampliación del acceso a salud primaria y educación para potenciar el impacto en las clientes. [Ver caso Pro Mujer]

6 Deetken Impact, s.f. Empowering Women. Disponible aquí.

 
 
Panama 2022.jpeg

Aspectos innovadores

 

La estructuración del Fondo Ilu representa uno de los aspectos más innovadores dentro del funcionamiento de Deetken Impact, no solo por concentrarse en la provisión de financiamiento para contribuir a la equidad de género en la región, sino también por implementar mecanismos y prácticas sistémicas de inversión inteligente con enfoque de género, los cuales se han estructurado en conjunto con Pro Mujer. Este sistema se compone de cinco lentes de género que sirven como instrumentos para las decisiones de inversión: Mujeres en liderazgo, Equidad en el lugar de trabajo, Productos y servicios que benefician a las mujeres y las niñas, Incidencia y equidad en la cadena de valor y Participación comunitaria.

Dentro de este sistema no solo es importante invertir en organizaciones que se destacan en el uso de estos lentes, sino también en aquellas en donde exista un compromiso claro por parte de la administración y de los órganos directivos de implementar mejores prácticas de género. Para ello se trabaja con las empresas financiadas desde antes de la firma del contrato de inversión, evaluando las prácticas de género en los cinco lentes e identificando fortalezas y oportunidades de mejora. Luego se establecen  y acuerdan objetivos de género específicos y accionables para avanzar en las prácticas de género de la institución y mejorar su impacto en las mujeres. Finalmente, los compromisos asumidos se incluyen dentro de los contratos de préstamo, y aunque no son vinculantes, esto garantiza que sean una parte clave del acuerdo.

La relación que Deetken Impact ha entablado con Pro Mujer ha tenido un alcance profundo. Ambas organizaciones se aliaron para configurar el Gender Smart Committee (comité de inversiones de género), en donde se evalúan los mencionados criterios respecto de cada inversión potencial de manera independiente al comité de inversiones. En 2022 se decidió integrar ambos comités en uno solo, sin que esto implicara una pérdida de participación de Pro Mujer o de los propios criterios. Esta organización ha asumido un rol activo en la identificación de oportunidades de inversión con enfoque de género, evaluación de empresas y decisiones de inversión.

"Identificamos que en los mercados en los que operamos era necesario disponer de apoyo

en términos de incubación y aceleración para llevar los proyectos a un punto de alistamiento

para la inversión."

Alexa Blain

Actualmente, Deetken Impact cuenta con tres facilidades de asistencia técnica. Por un lado, el Programa de Empoderamiento de la Mujer de Ilu, desarrollado con el apoyo del programa Gender Equality and Women’s Empowerment Hub de USAID, y en colaboración con Pro Mujer, para promover la igualdad de género en América Latina.

Su objetivo es abordar los principales obstáculos para la adopción de prácticas empresariales y de inversión con perspectiva de género en la región y así impulsar el cambio sistémico a través de tres componentes principales: capital incremental, expandiendo el Fondo Ilu con capital mixto (blended finance) ajustado al riesgo; asistencia técnica a partir de un acompañamiento directo a las empresas que hacen parte del portafolio del fondo para desarrollar y fortalecer prácticas empresariales en materia de género; y difusión y promoción del conocimiento para promover el ecosistema de inversión con enfoque de género, desarrollando un conjunto de herramientas de

código abierto, organizando talleres regionales, dirigiendo eventos de formación de inversores y compartiendo estudios de caso.

A través de estos componentes, el equipo del Fondo Ilu impactó directamente a más de 1000 participantes en el continente, e igualmente:

Captura de Pantalla 2022-10-18 a la(s) 9.44.58 p. m..png
Captura de Pantalla 2022-10-18 a la(s) 9.44.58 p. m..png
Captura de Pantalla 2022-10-18 a la(s) 9.44.58 p. m..png
Captura de Pantalla 2022-10-18 a la(s) 9.44.58 p. m..png
Captura de Pantalla 2022-10-18 a la(s) 9.44.58 p. m..png
Captura de Pantalla 2022-10-18 a la(s) 9.45.20 p. m..png

Recaudó USD 5,8 M en capital mixto (blended finance), 80 % del cual vino de nuevos inversores en el Fondo.

Implementó 15 proyectos de asistencia técnica en 9 países de América Latina y el Caribe, con un total de casi 500 participantes, de los cuales el 64 % se identifican como mujeres.

Construyó un conjunto de herramientas de código abierto, 27 de las cuales proporcionan orientación

práctica, plantillas y recomendaciones para avanzar en las prácticas de género.

Desplegó 17 talleres regionales y seminarios web que llegaron a más de 500 participantes.

Desarrolló formación para inversores, llegando a más de 800 personas en todo el continente americano.

Elaboró 3 estudios de caso que destacan la importancia de la asistencia técnica en materia de género.

De otra parte, en alianza con USAID, Deetken Impact desarrolló el programa de Inversión, Empresas y Sostenibilidad (INES), que busca acelerar las oportunidades económicas para la creación de empleo, y abordar algunas de las causas fundamentales de la migración irregular en El Salvador. 

La organización también dispone de asistencia técnica para proyectos de energías renovables administrada por el Laboratorio del Banco Interamericano de Desarrollo y proporcionada por el Programa de Ampliación de la Energía Renovable en Países de Bajos Ingresos (SREP, por sus siglas en inglés). Con ella se incuban y fortalecen proyectos prometedores en América Central a través de la prestación de servicios de apoyo a la preinversión, incluyendo la creación de capacidad en la gestión social y ambiental, la colaboración con la comunidad y la gestión del impacto, así como la difusión y promoción del conocimiento.

Deetken Impact ofrece acompañamiento a las juntas directivas de las compañías financiadas involucrándose en ellas y concentrándose en especial en la formulación de recomendaciones técnicas para la composición de esquemas de gobierno inclusivo. La naturaleza de dicha participación depende del instrumento financiero con que se financia a cada compañía7, pero usualmente ocurre con un puesto en dicho órgano de gobierno, lo que permite establecer recomendaciones eficientes y cercanas para escalar su impacto.

"Ha sido fascinante interactuar y ser parte de las capacitaciones que hemos llevado a cabo

con las juntas directivas de las empresas del portafolio del Fondo Ilu y entender cómo ven

ellos las prácticas de género y las necesidades de ser mucho más inclusivos y diversos en

sus organizaciones."

Magali Lamyin

Managing Partner, Deetken Impact.

 

En las prácticas de gestión, monitoreo y medición del impacto Deetken Impact implementa métricas de medición del impacto que se alinean sus objetivos, las de las empresas que reciben inversiones, y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

 

La flexibilidad de los instrumentos financieros que Deetken Impact ofrece constituye otro de los elementos innovadores de su funcionamiento. Al interior de cada uno de los fondos se adoptan decisiones de inversión para atender las necesidades de financiamiento de las empresas y emprendimientos, de tal manera que les permitan escalar el impacto sin sacrificar el retorno financiero ni la misión socioambiental.

 

Por ejemplo, Deetken Impact es pionero en el uso de financiamiento basado en ingresos (revenue-based financing) para satisfacer la necesidad de las pymes en la región con dificultades para obtener financiamiento de proveedores de deuda comercial, capital de riesgo y capital privado, brindando alternativas de financiamiento que pueden ayudarlas a crecer de manera sostenible. Además, ha incorporado esquemas de capital mixto (blended finance), especialmente a partir de la combinación de recursos provenientes de instituciones de capital financiero, capital del sector privado e incluso capital catalítico de primera pérdida. Para el Fondo Ilu, Deetken Impact y Pro Mujer estructuraron capital de primera pérdida que brindó mayor seguridad a los inversionistas, lo cual les permitió expandir el fondo en USD 5,8 M después de la pandemia.

7 Por ejemplo, si se otorga deuda sénior directamente, no necesariamente se cuenta con dicho escaño en la junta directiva.

 
 
 
Community Project for Cocoa Production in Agroforestry Systems.jpeg

Aprendizajes

El crecimiento sostenido y significativo que ha tenido Deetken Impact en la última década, pasando de administrar un fondo pequeño piloto a alcanzar la capacidad de gestionar sus cinco fondos con un equipo relativamente pequeño de 27 personas es el fruto de la comunión de dos factores. En primer lugar, la organización ha sido efectiva en la configuración de relaciones estratégicas con diversos actores como incubadoras, aceleradoras, organizaciones de desarrollo internacional, fondos y gestores de fondos, comunidades y empresas. Este trabajo sinérgico ha permitido enfocar y escalar el impacto de Deetken Impact. Una muestra de esto es la participación de personas de las organizaciones en las que Deetken invierte —como por ejemplo representantes de Pro Mujer— en comités donde se llevan a cabo procesos y decisiones de inversión.

En segundo lugar, la organización ha procurado, de manera consistente en sus decisiones de inversión, mantener un balance entre el retorno financiero y el impacto. Esto le ha permitido ofrecer a sus inversionistas retornos predecibles y estables, presentando incluso tasas de retorno competitivas frente al mercado8. Lo anterior ha repercutido en la atracción de nuevos inversionistas que tradicionalmente no invierten en el impacto, como oficinas de familia, fundaciones e incluso personas naturales. Estas inversiones, para junio de 2022, han alcanzado un número superior a las 740 000 microempresas o pymes apoyadas, habiendo impactado a más de 1,06 millones de personas.

"Estamos convencidos de que no hace falta sacrificar el retorno para impulsar el impacto.

Cuando la generación de impactos positivos forma parte integral del modelo de negocio, este

balance se da de manera orgánica."

Magali Lamyin

 

Además, con el objetivo de mantener este mismo enfoque a pesar de las presiones de la crisis económica y social derivada de la pandemia de Coivd-19, Deetken Impact ha procurado diversificar y optimizar su portafolio para atenuar la incertidumbre generada.

Los retos identificados por esta organización se concentran especialmente en dos campos: la gestión del impacto y la consolidación de la provisión del apoyo no financiero. En lo que concierne al primero, la homogeneización de prácticas e instrumentos de medición de impacto aplicables a los distintos sectores representa un desafío a la hora de establecer conjuntamente las metas de desempeño de cada uno de los fondos en torno a las distintas compañías y proyectos financiados. La organización encuentra una oportunidad para avanzar en la consolidación de datos más precisos y robustos de cada una de estas con el propósito de tener un panorama más completo del impacto.

Respecto al apoyo no financiero, la organización se ha dado cuenta que los emprendimientos requieren mucho acompañamiento. No obstante, debido a que la demanda excede su capacidad de respuesta, ha desarrollado alianzas para ampliar dicha capacidad.

8 Por ejemplo, desde la puesta en funcionamiento del Fondo de Empoderamiento a las Mujeres ILU, Deetken Impact ha proporcionado rendimientos estables del 6 % en USD, incluyendo los efectos de la pandemia.