Fondo Acción

Rendimientos financieros, sociales y ambientaless

Fondo Acción

Rendimientos financieros, sociales y ambientaless

Colombia / Inversor

img1 (30).jpg

El Fondo Acción creó el Fondo Misional de Inversión de Impacto (FIMI), para lograr rendimientos financieros, sociales y ambientales. Con ello se evidenció que muchas organizaciones y personas estaban dispuestas a impulsar iniciativas de desarrollo sostenible y necesitaban un aliado o un inversionista para fortalecer sus emprendimientos y llegar al mercado con una oferta competitiva y de calidad.

fondo acción.png

Antecedentes y contexto

 

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas han mostrado la importancia de abordar las tres esferas del desarrollo: social, económica y ambiental.

Promover y alcanzar el desarrollo sostenible es uno de los grandes retos actuales, para Colombia y el mundo. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas han mostrado la importancia de abordar las tres esferas del desarrollo: social, económica y ambiental. El deterioro ambiental y los diversos factores que lo causan también tienen un impacto en la economía y los asuntos sociales¹.

Dentro de los grupos sociales más afectados por el daño ambiental se encuentran los niños. “Más de 1,5 millones de niños menores de cinco años pierden sus vidas cada año como resultado de los impactos ambientales evitables, mientras que millones más sufren enfermedades, discapacidades y una variedad de otras formas de daño, algunas de las cuales pueden causar efectos de por vida”². Colombia no es la excepción ante estos problemas, pues si bien existen mandatos legales que le dan prioridad al medio ambiente y a la infancia, son muchos los desafíos en la práctica para atender esos problemas³.

La deforestación y la minería ilegal e informal son dos de los principales retos ambientales de Colombia. Según estimaciones del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia (Ideam) “la temperatura en ese país podrá aumentar 1,6 grados centígrados para 2041, lo que reduciría las lluvias hasta en un 32 %, ocasionando múltiples desastres”⁴. Y por otro lado, la minería afecta ríos como el Atrato, el tercero más navegable del país, repercutiendo a la larga en la salud humana por la contaminación de mercurio en el agua⁵. Como reflejo de esta preocupación, en 2018, 25 niños y jóvenes entre los 7 y 26 años demandaron al Estado exigiendo se les garantice un futuro con ambiente sano, con salud, alimentación y agua.

Ante la urgencia de los problemas señalados, en el año 2000 nació el Fondo Acción, un fondo privado creado mediante acuerdo entre los gobiernos de Estados Unidos y Colombia para operar un canje de deuda por conservación. En este canje se acordó que Colombia pagaría una porción de los intereses de su deuda invirtiendo en proyectos de medio ambiente y niñez. Con el tiempo, el Fondo Acción también comenzó a gestionar recursos de diversos donantes en torno a los frentes priorizados.

¹Angarita, Roberto Andrés (2012) Colombia: perspectiva actual de una crisis ambiental (P 88) Consultado aquì
²Relator Especial de las Naciones Unidas para el medio ambiente y los derechos humanos (2018) “Impulso al progreso del derecho de los niños a un medio ambiente sano”. Consultado aquì
³Angarita (2012), Colombia: perspectiva actual de una crisis ambiental (P 90)
⁴Revista Semana (2018) Jóvenes colombianos presentaron demanda exigiendo que les garanticen un futuro sin tragedias ambientales Consultado aquì
⁵Revista Semana (2018) Jóvenes colombianos presentaron demanda.

El Fondo Acción, como organización sin ánimo de lucro de segundo piso, creó en 2018 su Fondo Misional de Inversión de Impacto (FIMI), para invertir en emprendimientos innovadores en etapa de crecimiento, con entre dos y cinco años de operación. De esta manera, innovando en el uso de mecanismos financieros, dio inicio a una nueva forma de abordar los retos de desarrollo sostenible, medio ambiente y niñez en Colombia.

foto1 (3)32.jpg
 

Descripción

El Fondo Acción ha obtenido recursos de cooperación internacional y filantropía mediante una gestión de segundo piso que le ha permitido apoyar soluciones innovadoras y de alto valor en temas como desarrollo rural sostenible, conservación, cambio climático y protección y desarrollo de niños, niñas y adolescentes con énfasis en primera infancia. Por su desempeño, en 2020 recibió el premio Pacto Global no Empresarial para el Objetivo de Desarrollo Sostenible 14, de vida submarina.

En 2000 nació el Fondo Acción, un fondo privado creado mediante acuerdo entre los gobiernos de Estados Unidos y Colombia para operar un canje de deuda por conservación.

Uno de los mecanismos de financiación sostenible para la conservación en el que participa el Fondo Acción es el del mercado de carbono – transacciones de créditos de carbono. Este mercado permite que las empresas responsables del impuesto de carbono por consumo de combustibles líquidos aporten a la conservación del medio ambiente comprando créditos de carbono de proyectos que reducen la deforestación y la degradación del bosque. El Fondo Acción facilita la transacción y permite que los recursos lleguen directamente a las comunidades encargadas de cuidar los bosques, para que puedan invertirlos en iniciativas de beneficio social y conservación a nivel local.

El Fondo se ha caracterizado por trabajar de la mano de las comunidades locales, a la vez que procura el desarrollo de capacidades para que líderes, ONG y organizaciones comunitarias de base, adquieran las herramientas de gestión que les permitan alcanzar la sostenibilidad y así autogestionar su desarrollo.

La gestión del fondo ha tenido desde el principio una orientación de facilidad financiera con enfoque empresarial y busca siempre la sostenibilidad de la organización y las iniciativas que apoya. Por esa razón, desde hace varios años una de las decisiones estratégicas de más peso fue la consolidación de fondos patrimoniales, cuyos rendimientos permiten la gestión de diferentes iniciativas en el largo plazo y cubren los costos del equipo humano que a su vez gestiona nuevos recursos. Los rendimientos del fondo patrimonial también financian la formación de cuidadores de niños y niñas, a través del fondo de Becas Glenn Nimnicht, que ha entregado recursos para formación en primera infancia.

El Consejo Directivo del Fondo Acción, que ha contado siempre con asesores y expertos en asuntos financieros, tomó la decisión de explorar las inversiones sociales y creó el Fondo Misional de Inversión de Impacto (FIMI), para buscar rendimientos financieros, sociales y ambientales. El FIMI evidenció que muchas organizaciones y personas estaban dispuestas a desarrollar iniciativas de desarrollo sostenible y necesitaban un aliado o un inversionista para fortalecer sus emprendimientos y llegar al mercado con una oferta competitiva y de calidad.

foto2 (4)32.jpg
 

Implementación

Los principales criterios definidos por el FIMI para la selección de inversiones fueron:

  • Potencial de sostenibilidad

  • Estar en etapa de validación: el emprendimiento debe llevar entre dos y cinco años de gestión del negocio.

  • Impacto positivo en el medio ambiente, la sociedad y/o la niñez.

FIMI no es un semillero de incubación y por eso durante el proceso de construcción del pipeline optaron por alimentarlo a través de redes de contactos, eventos y referencias directas.

El proceso de evaluación y análisis financiero de los emprendimientos es exhaustivo, entre otras razones porque también busca eliminar opciones que puedan generar impactos ambientales o sociales nocivos, lo que constituye un mecanismo de mitigación de externalidades negativas. Una vez seleccionado el emprendimiento, se pactan las condiciones de la inversión a la medida, lo que incluye el proceso de salida, siempre con disposición a adaptarse con el tiempo, pues el FIMI tiene el carácter de capital paciente.

Para la primera inversión se priorizó el fomento al consumo responsable y por eso llegaron en 2018 a MUCHO, una plataforma de consumo responsable que conecta a campesinos con prácticas agropecuarias sostenibles y, en algunos casos, orgánicas, con consumidores finales para disminuir la intermediación.

En abril del 2020 FIMI hizo la segunda inversión en Awake Travel, una empresa de turismo sostenible que trabaja de la mano de las comunidades locales en diversos lugares de Colombia. Este emprendimiento busca fortalecer operadores locales de turismo para que protejan los ecosistemas y la biodiversidad a la vez que obtienen ingresos económicos. De esa forma Awake incentiva los procesos de conservación e ingresos sostenibles, ya que el 80 % de lo que pagan los clientes va directamente para el operador turístico local, lo que le abre las puertas a las comunidades para acceder al mercado formal con una oferta de valor.

La gestión del fondo ha tenido desde el principio una orientación de facilidad financiera con enfoque empresarial y busca siempre la sostenibilidad de la organización y las iniciativas que apoya.

Estas inversiones le permiten al Fondo Acción fortalecer las capacidades de las comunidades de base con las que trabajan las empresas y robustecer el sistema de medición para conocer el impacto que está logrando con sus inversiones.

En ambos casos el fondo tiene un puesto en la junta directiva, lo que le permite participar en la toma de decisiones estratégicas y con ello tener incidencia en el buen desempeño ambiental, social y de gobernanza de los emprendimientos.

Financiamiento a la medida

Mediante la inversión en capital accionario, la cual tiene un ticket máximo de USD 450.000, se busca recuperar el capital más los intereses equiparables a un rendimiento moderado, donde se asume un riesgo medio para reinvertir en otras iniciativas con propósito social o ambiental.

El fondo optó por capital accionario porque permitía trabajar con el emprendedor como aliado. Este nuevo mecanismo financiero busca lograr un impacto ambiental y/o social con un rendimiento que no sea menor al de las inversiones patrimoniales, el cual tiene aproximadamente un 5 % de retorno. Es decir, se espera un retorno moderado equivalente a lo que obtiene su fondo patrimonial.

"Desde el principio fue claro que íbamos a preferir capital en acciones y tal vez algún instrumento convertible, pero no deuda por la naturaleza de lo que hace el Fondo Acción. Esa opción es más afín a nuestra operación también como aliados".


Natalia Arango

Directora Ejecutiva de Fondo Acción.

Apoyo no financiero

Al construir el pipeline de inversión para FIMI fue evidente la necesidad de muchos de los emprendimientos de una preparación previa a la inversión. Así, el Fondo Acción ha trabajado con varios de ellos para apoyarlos en esa fase de preparación. El grado de madurez de cada uno es analizado a profundidad en la debida diligencia financiera, administrativa y legal, cuyo resultado se presenta al comité de inversiones de FIMI, que toma las decisiones.

Awake incentiva los procesos de conservación e ingresos sostenibles, ya que el 80 % de lo que pagan los clientes va directamente para el operador turístico local.

Luego de la inversión se ofrece apoyo en los temas donde se intersectan las necesidades del emprendedor y las fortalezas del fondo, por ejemplo en modelos de desarrollo productivo sostenible, conexión con productores responsables o desarrollo de indicadores de resultados y de impacto. La duración de esta interacción depende de la necesidad y el interés del emprendimiento.

"En estos casos lo hemos hecho con la capacidad instalada. Por ejemplo en el trabajo con Awake una persona del equipo con mucha experiencia de turismo de naturaleza trabajó con el emprendedor en el ajuste de sus indicadores de impacto, conservación y biodiversidad".


Natalia Arango

Directora Ejecutiva de Fondo Acción.

 

Resultados

Las inversiones de FIMI han sido recientes y de acuerdo con su vocación no espera impactos durante los primeros años.

Para hacer la medición de impacto, Fondo Acción apoya a los emprendimientos en el desarrollo de métricas apropiadas, partiendo de unos requerimientos y lineamientos generales. Con MUCHO han trabajado muy de la mano para la estructuración de la batería de indicadores. En el caso de Awake Travel, desde el principio han trabajado para fortalecer el seguimiento y la medición, de la mano de equipos técnicos y del equipo interno de la empresa.

foto3 (2)32.jpg
 

Aprendizajes y Perspectivas

Para FIMI la construcción del pipeline ha representado el mayor reto, pues se trabaja para que el proceso de evaluación y selección sea cada vez más ágil. También es un reto preparar los emprendimientos para trabajar con inversionistas, algo que ha ido perfeccionando en estos años. En este camino ha sido fundamental tener claro que FIMI funciona como capital paciente, decisión respaldada por el Consejo Directivo del Fondo Acción, pues así han podido llevar a cabo el fortalecimiento de manera pausada y paciente.

El trabajo con aliados del ecosistema de inversión social ha traído crecimiento a FIMI pues ha podido consolidar una red más amplia. Además, al adentrarse en este nuevo ecosistema ha adquirido conocimientos técnicos y empresariales en la operación de proyectos que se encuentran por fuera del FIMI.

"La inversión de impacto ha llevado al fondo a un mundo distinto, que es muy interesante para el crecimiento financiero y de desarrollo sostenible real de la sociedad colombiana, porque uno puede hacer muchos proyectos sostenibles desde la lógica de donar, pero moverse a la lógica de inversionista implica otras reglas de juego muy interesantes".


Natalia Arango

Directora Ejecutiva de Fondo Acción.

Vienen nuevos retos y aprendizajes para que el FIMI obtenga de forma efectiva los retornos financieros, ambientales y sociales que espera, asumiendo un rol más activo en comparación con el que había tenido hasta el momento en su portafolio de inversiones. Ese nuevo rol, como inversionista y miembro activo de las juntas directivas en las que invierte, exige nuevas habilidades para el Fondo Acción.

Ese nuevo rol, como inversionista y miembro activo de las juntas directivas en las que invierte, exige nuevas habilidades para el Fondo Acción.

En la coyuntura actual se ha destacado la capacidad de los emprendedores para organizarse y prepararse ante diferentes escenarios, asumiendo cambios que permitan que el modelo de negocio se adapte ante la crisis económica y social que ha traído el COVID-19. Fondo Acción ha ofrecido todo el apoyo posible desde la capacidad instalada con la que cuenta. Incluso la inversión en Awake Travel se realizó cuando ya había empezado la crisis, pues se tiene plena confianza en el proceso de selección llevado a cabo.